¿Por qué es importante tener un seguro de transporte de mercancías?

El seguro de mercancías es quizás el más complejo y menos comprendido de los seguros que tiene que contratar el transportista; sin embargo, es un seguro totalmente necesario para su economía. No es un seguro obligatorio, como el del camión, pero la ley define unas responsabilidades del transportista, respecto de la mercancía, desde el momento en que el cargador se la acopla en su camión hasta que se la entrega al receptor de la misma en el destino que figura en el contrato del transporte.

El seguro sobre estas mercancías es tanto más importante cuanto mayor es el valor de las mismas. No es lo mismo transportar áridos en granel, cuyo valor es mínimo y solo pueden sufrir daños o perderse en caso de accidente del vehículo que las transporta, que cargar mercancías  frágiles y de gran valor. Estas pueden sufrir daños por accidente del camión porteador, como las anteriores, y  por otros muchos motivos,  como el choque entre ellas, el robo, las mojaduras, pérdidas por mala estiva, fallo del equipo de frio en las que lo precisan, falta de bultos en la entrega y muchos otros riesgos a que están sometidas algunas mercancías específicas, como pueden ser las mercancías peligrosas.

A la hora de contratar un seguro de mercancías hay que tener en cuenta todas estas circunstancias y otras que pueden tener que ver con el cliente para el que se trabaja y las necesidades que éste puede tener. Es posible que las mercancías se pierdan en el transporte y no sea responsabilidad del transportista su pérdida, pero si el propietario no las tiene aseguradas por su cuenta y el transportista solo las tiene aseguradas cuando es su responsabilidad, no estarán cubiertas por ningún seguro y la pérdida puede ser grande.

¿Qué tipos de seguros de mercancías existen?

Los tipos de seguro y las condiciones para asegurar las mercancías por parte del transportista se pueden resumir en dos: 1. Seguro de Responsabilidades, 2. Seguro de Daños a la Mercancía.

1. Seguro de Responsabilidades: LOTT / LCTTM y CMR

Dependiendo de que el transporte sea nacional o internacional, los seguros de mercancías serán:

Condiciones LOTT / LCTTM, para nacional

Este seguro cubre la responsabilidad del transportista respecto de las mercancías que transporta. El máximo exigible al transportista es actualmente de unos  6 €/kilogramo. La compañía aseguradora solo pagará esa cantidad por kilo si la pérdida es responsabilidad del transportista. En caso de pérdida por fuerza mayor o por robo con violencia, el transportista no será responsable y el seguro no cubrirá los daños.

Condiciones CMR, para internacional

Las condiciones son similares a las anteriores, pero la responsabilidad del transportista es de unos 10 €/kilogramo (8,33 DEC -Derechos Especiales de Giro-). Ésta es la máxima cantidad que el dueño de la mercancía puede exigir a un transportista de transporte internacional. Y es la cantidad que cubre este seguro.

2. Seguro de Daños a la Mercancía

Las coberturas de este seguro no dependen de la responsabilidad del transportista, sino de las circunstancias que  concurran en la pérdida o daños de la mercancía. El valor asegurado no viene dado por la ley, sino de la declaración del propio transportista al contratar el seguro. Tampoco depende de si el transporte es nacional o internacional, aunque el precio del seguro si dependerá de esta circunstancia.

Se pueden resumir en tres tipos, según la amplitud de sus coberturas:

Seguro a Condiciones Básicas (Generales)

Este seguro solo cubre los daños que sufra la mercancía por incendio, rayo, explosión, en caso de accidente del vehículo porteador (caída a desniveles, colisión con otro objeto fijo o móvil, vuelco y semivuelco, rotura de puentes, etc.) y robo en cuadrilla  a mano armada. En el resto de casos la mercancía no estará cubierta por el seguro.

Como puede entenderse, este seguro es el apropiado para mercancías que sólo puedan perderse en estas circunstancias y, generalmente, de poco valor.

Seguro a Condiciones Amplias españolas

Este seguro es una ampliación de coberturas del anterior, de manera que puede cubrir además otros riesgos como mojaduras, roturas, choque entre las mercancías, robo, hurto, extravío, rotura del equipo de frio si procede, mala estiba y otros riesgos que se pueden ir añadiendo a la póliza que se contrate.

Seguro a Condiciones Todo Riesgo con cláusulas Inglesas (ICCA)

Se puede afirmar que es el auténtico seguro a Todo Riesgo de las mercancías, aunque esto no es exactamente así. No está cubierta, por ejemplo, la mala estiva, ni las huelgas. Ésta últimas se pueden cubrir aparte.

¿Con quién debo tener el seguro de carga?

Este pequeño resumen de las coberturas y condiciones de los seguros de mercancías viene a demostrar, una vez más, la complejidad de estos  seguros y la necesidad del transportista de contar con un mediador de seguros especialista en transportes. Porque los mediadores que no son especialistas tampoco conocen los entresijos de estos seguros.


Contrata tu seguro de mercancías con SegurCamión, experto en seguros del transporte.

¡Te vas a sorprender con nuestras ofertas actuales!